"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

27 de febrero de 2008

El debate

Cualquier mente no obnubilada por la pasión reconoce que Rajoy estuvo muy por encima de Zapatero en el debate del lunes. Pero también que Zapatero salió vivo, y es muy peligroso.

Rajoy no quiso contestar a la acusación de Zapatero sobre el Estatuto Catalán y es que parece que no conviene ahora remover el lodo en Cataluña y menos entrar al trapo del concepto de nación andaluza y catalana. Vamos, como si los que van a votar al Pp en cataluña estuviesen encantados con el "Estatut". Pero la respuesta era bien fácil. Comparar 20 artículos con los 223 que tiene, resulta rídículo. Aunque el Pp nunca debió apoyar el Estatuto andaluz, lo cierto es que la comparación entre ambos textos legales resulta absurda.

Tampoco mencionó Rajoy la tremenda erosión que una institución como el Ministerio fiscal ha sufrido en los últimos cuatro años. Conde Pumpido ha desprestigiado la Fiscalía General como nunca nadie lo había hecho. Recordemos la retirada de la acusación a Otegui que tuvo que ser hecha por un fiscal sustituto pues el titular se negó a perpetrar tal indignidad.

El problema es que ZP tiene unas armas contra las que Rajoy puede sucumbir si no anda habilidoso. El complejo tremendo de la derecha a la hora de defender los valores que son comunes a la inmensa mayoría de sus votantes puede hacerle vacilar en el próximo debate, en el que ZP tratará de ponerle entre las cuerdas.

La mejor medicina contra ZP es ponerle nervioso utilizando sus mismas armas. Rajoy lo consiguió el lunes y la angelical sonrisa del presidente se trocó en mirada de odio. El Presidente ha mentido muchas veces durante mucho tiempo y no puede negarlo. Acusa a la oposición de utilizar el terrorismo como arma electoral cuando él no tuvo inconveniente en utilizar el mayor atentado de la historia como arma arrojadiza contra el gobierno en la jornada de reflexión de las últimas elecciones. ¿por qué no se lo recordó Rajoy de forma clara?

Rajoy debe ir a degüello contra el presidente en el próximo debate. Si lo hace, ZP se descompondrá de nuevo y por lo menos tendremos un momento de alivio y consuelo ante lo que se me antoja una derrota irremediable.

LFU

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin olvidar que, fuera o no verdad (y yo creo que no lo era), según el anterior Gobierno, el apoyo a la guera de Iraq por parte de España era "Política Antiterrorista". ¿No debía contar la "Política Antiterrorista" con el incondicional apoyo de la oposición?

LFU dijo...

Muy agudo...

drHouse dijo...

"PP"-Luis Rodríguez tiene las manos manchadas de sangre: Sangre del 11M, sangre de abortos inmorales; sangre de ancianos de Leganés; sangre de la AVT; sangre la violencia de género; sangre de la disidencia cubana que tanto ataca como apoya al ASTURIANO Fidel... cada voto a "PP"-Luis asume la responsabilidad de cada gota de esa sangre.

Anónimo dijo...

Querido Ipe:
Suelo entrar, pero no escribir y quiero darte la enhorabuena por tu bloginiciativa, lo que hago, como sabes, desde a veces largas distancias ideológicas y siempre estrechas cercanías de amistad.
Me parece magnífica tu página.
Del debate sólo quiero aportar otra visión, en la que el debate en su conjunto sale mal parado. He visto el debate del 26 de febrero entre Obama y Clinton. Está en:

http://www.nytimes.com/interactive/2008/02/26/us/politics/20080226_DEBATE_GRAPHIC.html#video

Al lado aparece el texto, para facilitar la comprensión, y también se puede ir directamente a escenas concretas. Los otros debates también están en la página del NYTimes. Sé que hay mundos de diferencia entre un debate en Europa entre contrincantes políticos de dos partidos con propuestas diferentes y un debate en EEUU entre políticos de un mismo partido en las elecciones primarias. Sé que no son los mismos factores los que hay que tener en cuenta. Pero qué liderazgo transmiten Obama y Clinton, qué debate más vivo, periodistas que son periodistas y ponen el dedo en la llaga, qué discusiones directas entre ambos y no cruce de monólogos… En fin, no voy a valorar la comparación, pero ¡qué diferencia de debates!
Un fuerte abrazo a todos y mucho ánimo.
Iñigo

LFU dijo...

Gracias Iñigo. Tienes razón en cuanto dices respecto de la astronómica distancia del debate patrio con el de los Estadios Unidos.

Pero lo que te agradezco de verdad es que honres estas páginas con tu docta presencia. Porque mi amistad está por encima de distancias ideológicas y porque, en definitiva, siento algo de pudor al "desnudarme" cada día en estas páginas.

Un abrazo