"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

22 de octubre de 2009

Garzón y (III). Se estrecha el cerco.


Recibo la noticia como agua de mayo, aunque en octubre con la falta que hace se agradezca más aún. El Colegio de Abogados de Madrid ha soltado lastre y complejos y ha decidido dar un paso más para pararle los pies a quien ha convertido la ley y la justicia en un enorme chicle cuya elasticidad depende siempre de sus propios intereses, cada vez menos confesables.


Lo que antes eran voces en el desierto hoy es un clamor social contra un magistrado que, arrastrado por su enorme ego, se ha creído que puede hacer mangas y capirotes con las leyes como antaño hacían los señoritos en su cortijos.


Resulta paradójico que Franco, como mío Cid en Valencia, vaya a ser la punta de lanza del declive de una carrera marcada por la soberbia, la prepotencia y el desprecio más absoluto al papel que debe jugar el poder judicial en un Estado de Derecho.


Que se haga justicia.


LFU

2 comentarios:

Dal dijo...

A ver si se hace...

Gonzalo dijo...

No confío en la justicia.

Pero ojalá le metieran mano a este impresentable.