"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

11 de febrero de 2010

El aplauso del enemigo


MELILLA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Grupo de Amistad Senado Español-Cámara de Consejeros Marroquí, Yahya Yahya, ha enviado hoy una carta al alcalde de La Coruña, Javier Losada, expresando su felicitación por la retirada de la estatua de José Millán-Astray y su deseo de que otros regidores españoles sigan el ejemplo con las efigies que recuerdan a los militares que participaron en la guerra del Norte de África contra los marroquíes y rifeños con el fin de que "dejen de ser motivo de humillación para tantas y tantas víctimas".

En la misiva, el también alcalde de Beni-Enzar, municipio próximo a Melilla, Yahya califica esta decisión del consistorio coruñés como "valiente" y asegura que la medida ha provocado en los marroquíes y rifeños "júbilo y la satisfacción".

El senador marroquí recuerda que Millán-Astray es el fundador de la Legión Extranjera, "cuerpo militar detrás una pléyade de atropellos y masacres en el norte de Marruecos, sobre todo entre el pueblo rifeño". Así, evoca que Millán-Astray fue promotor destacado en 1936 del levantamiento castrense contra el legítimo gobierno de la II República, "dando inicio a una guerra en la que fueron enrolados forzosamente decenas de miles de mis compatriotas, muchos de los cuales perecieron en el frente por una causa que no era, ni mucho menos, la suya".

Yahya Yahya destaca además que el militar "fue un símbolo y destacado miembro del régimen fascista comandado por el general Francisco Franco, otro personaje que ha dejado una estela de sangre entre mi pueblo", y por ello añade que
"no podemos más que saludar la iniciativa de su Ayuntamiento de condenar al ostracismo cualquier vestigio de semejante personaje".

El alcalde de Beni-Enzar subraya en la misiva que él mismo y la corporación que preside comparten los mismos valores y objetivos que el Ayuntamiento de La Coruña, en tanto que partícipes de una común memoria histórica. En esta línea, recuerda que el municipio que él preside "ha procedido recientemente a retirar la ayuda pública destinada al mantenimiento de un museo erigido aquí mismo en honor a la memoria del mariscal rifeño Mohamed Mizzian". Mizzian, "amigo de armas" de Franco y del propio Millán-Astray, fue un actor destacado en batallas como la de Annual contra su propio pueblo durante la colonización española del norte de Marruecos.


Y añado yo: hay que ver lo contentos que se pondrían los franceses si derribáramos las estatuas a Carlos I o al Teniente Ruiz y a Daoiz y Velarde; y los turcos si hiciéramos lo propio con Juan de Austria; y no digamos los holandeses si defenestrásemos al Duque de Alba.

La humillante felicitación recibia por el Consistorio Coruñés es parangonable a la felicitación de Sabino Arana al Presidente americano Mackinley con motivo de la derrota de la escuadra española en Cuba en 1898. Al Alcalde de la Coruña la historia de España le importa lo mismo que al demente de Arana.

Así que, bien mirado, es muy posible que ZP y los suyos acaben ganándose el aplauso del mundo entero cuando haya terminado de una vez por todas con España.

LFU





2 comentarios:

Gonzalo dijo...

Yo devolvería la carta del yaya yaya éste por defecto de forma. Dónde dice: "dejen de ser motivo de humillación para tantas y tantas víctimas" hay que exigirle que ponga "tantas y tantos víctimas y víctimos"

Que ya puestos a decir y pedir tonterías, que lo hagan de acuerdo al modelo...

Juan Montañés dijo...

Tienes mucha razón, LFU.
Me tomo la "licencia" de reproducir tu artículo en mi blog el próximo martes a las 12:00 pm

www.elheraldomontanes.wordpress.com