"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

23 de noviembre de 2010

Martín Villa, ese hombre


Durante cinco minutos -no tuve estómago para más- escuché a Martín Villa y a Santiago Carrillo en el Canal 24 horas de TVE disertar sobre los 35 años de reinado de Juan Carlos de Borbón. Desde luego, Carrillo no defraudó. No ha perdido ni el odio, ni el rencor ni la vergüenza.

Pero el caso de Rodolfo Martín Villa, hoy presidente de Sogecable, es ya patológico. Quien fuera durante el régimen nada menos que Jefe Nacional del SEU(1962-1964), Presidente del Sindicato de Papel, Prensa y Artes Gráficas, Delegado provincial de Sindicatos en Barcelona (1965), Director general de Industrias Textiles del Ministerio de Industria (1966), Secretario general de la Organización Sindical (noviembre de 1969) y Gobernador civil y jefe provincial del Movimiento de Barcelona (1974), además de Procurador en Cortes y Consejero nacional del Movimiento, resulta que era una especie de pardillo que no se enteraba de nada de lo que pasaba, que se creía todo lo que le decían y que acaba de caerse del guindo. Llegó a decir que el se creyó que en el Valle de los Caídos había muertos de ambos bandos (como si esto fuera mentira) y que esto le sirvió de mucho en aquella época, pero que no sabía que se habían llevado los cuerpos «sin autorización de sus familias». Confieso que, al oir esto, sentí náuseas y apagué la televisión.

Todos los cuerpos identificados que reposan en la Basílica de la Santa Cruz fueron llevados a ella con el consentimiento de sus familias. De hecho muchos se negaron a que se llevasen los cuerpos de sus deudos y existe constancia documental de ello. También reposan en el Valle de los Caídos los cadáveres que se encontraban en las fosas comunes de la mayor parte de los Cementerios de España, muchos de ellos no identificados. Lo cierto es que sólo se han recibido 9 peticiones de familias solicitando la exhumación de los restos de su familiar alegando la nulidad del consentimiento prestado cuando reposan allí más de 45.000 muertos, pero parace ser que el Sr. Martín Villa ya ha comprado la versión del señorito que le paga y anoche se ganó de nuevo el sueldo. Qué lástima.

LFU

4 comentarios:

Gonzalo dijo...

No serías tan inocente como para esperar otra cosa que agradecimiento estomacal de este pájaro, ¿no?

Esto es lo que hay. Antifranquismo militante a 35 años vista de quienes tenían agujetas en el sobaco de levantar el brazo.

Guillermo dijo...

Esos datos (entre otros muchos) acerca de la negativa de las familias de NO permitir que se exhumen los cuerpos de sus familiares lo dice todo ¿porqué será?.
¿Que dicen a eso los pseudo-progretas-revanchistas-por-coj#*es de siempre? exactamente los mismos que intentan hacer creer a la gente TODAS las mentiras que hoy tenemos la desgracia de seguir escuchando, mientras rebotan en las paredes huecas que componen los cráneos de mas de uno (y "una", como está de moda nombrar ahora para hacer mas extenso el discurso).
Mención aparte, el chaquetero Martín Villa no merece ningún hueco en la historia, deberían de borrar toda huella del "personaje" (por llamarlo de alguna manera). A este impresentable hay que echarle de comer aparte, porque no se puede ser mas ruin, ni mas oportunista.

doramas67 dijo...

El señor Martín Villa siempre ha sido un Judas Iscariote. Un oportunista "profesional", no tiene escrúpulos en su ambición de conseguir lo que se proponga y hoy es amigo de Dios y mañana lo será del mismo Diablo. Un hipócrita perfecto. A mí también me produce repulsión, ya que es una persona falsa, no auténtica.
Buen artículo, LFU.
¡Arriba España!
Saludos, LFU.
Un abrazo.

doramas67 dijo...

El Sr. Martín Villa siempre me ha producido repulsión. Es un político que carece de higiene política. Siempre se ha puesto la chaqueta que, según él, le sienta mejor en política. Con esto lo digo todo.

Saludos, LFU.