"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

20 de marzo de 2011

En la muerte de Félix Morales. Réquiem por un español excepcional


Querido Félix:

Acaban de llamarme para decirme que nos has dejado, sin tiempo apenas para despedirte, pero con el suficiente para recibir a Dios por última vez antes de fundirte con él en un abrazo eterno.

Estremecido por la noticia y con la punzada en el pecho que precede al vacío, he rezado por ti, que es lo que podemos y debemos hacer los cristianos cuando alguien querido se nos va. No voy a escribir tu necrológica, porque no puedo competir con mi padre, ni en el arte de la palabra ni en el cariño que te tenía. Tan sólo unas líneas de despedida y agradecimiento a quien tanto nos ha enseñado a muchos sobre la lealtad, la honradez y el amor a España.

Dicen que no tenías familia, pero se equivocan porque sé que son muchos los que hoy lloran tu muerte pues te consideraban como algo suyo. Y es que la familia de un hombre son también sus amigos, los que han elegido quererte sin que nada ni nadie les obligue.

Ha tenido que ser cuando empezaba a reir otra vez la primavera, cuando te han llamado a hacer guardia sobre los luceros y has obedecido, discretamente y en silencio. No podía ser de otra forma. “Vale quien sirve” decía el viejo lema, y tu vida ha sido un ejemplo enorme de servicio a España desde tu corazón azul y tu pluma insobornable de periodista honrado; en las trincheras y en las rotativas y, sobre todo, en esa última casa, tu Fundación y la nuestra, la "Francisco Franco" que tanto te debe, en la que lo has sido todo y que hoy llora tu muerte como una hija atribulada por la desolación de la orfandad.

Es muy posible que tu nombre no aparezca mañana en los periódicos. Lo fuiste todo en el periodismo, desde la prensa local de tu amada tierra zamorana hasta Director de "Arriba", "Información" de Alicante, "La Voz de España" en San Sebastián o "Fe" de Sevilla; maestro de tantos que prefirieron mirar para otro lado cuando tú mirabas de frente. Pero te has marchado con lo puesto, porque preferiste seguir a tu conciencia y no a la conveniencia. Por eso no hablarán de ti, sino los que tuvieron el inmenso honor de contar con tu amistad y tu cariño.

Descansa en paz, querido Félix, que bien merecido lo tienes. Los que nos quedamos tenemos una enorme deuda de gratitud para con tu ejemplo y un grandísimo acicate para no caer en la desesperanza.

Recibe por última vez, con mi eterna gratitud, mi emocionado abrazo y un enorme ¡Arriba España!

Félix Morales Pérez
¡PRESENTE!

LFU

5 comentarios:

doramas67 dijo...

Siento profundamente la pérdida de tan ilustre persona de bien. Mi más sentido pésame.
¡Félix Morales, presente!
¡Arriba España!
Saludos, LFU.
Un abrazo.

Ángel dijo...

¡¡PRESENTE!!

Anónimo dijo...

Preciosa despedida para un español ejemplar,
Reyes

Viñamarina dijo...

Compartí mesa y mantel con él hace poco más de un mes y era como si lo conociera de toda la vida. Todo un portador de valores eternos entre tanto sujeto de derechos humanos.

Anónimo dijo...

Querido Félix:
Cuánto dolor nos dejas,cuántas lágrimas derramadas estos días,qué vacío tan inmenso!Mi padre,un viejo falangista como tú y mi madre,incansable viajera con los Coros y Danzas de España,te eligieron mi padrino hace ya unos cuantos años.Te llevas un trozo importante de mí.Te contaba en aquella carta,cuando tu salud te dio el primer susto serio,que eras en mi vida una referencia querida constante y necesaria y que no te fueras nunca.Te emocioneste el día que te dije que mis escritos los firmaba con mi tercer nombre que era el nombre de tu madre.Cuántas cosas dejas huérfanas en mi vida,Félix,cuánta sabiduría se va contigo,cuánta pasión en tu amor a España,querido Félix!Fdo.Sofía,Vigo