"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

11 de abril de 2012

Necesidad de liderazgo

Cuando todo se tambalea, cuando la nave zozobra es necesario más que nunca que una mano firme agarre el timón y que la tripulación sienta la fuerza, seguridad y el empuje de su capitán. En la guerra, como en los mercados, las naves sin timonel acaban a la deriva y son blanco idóneo del enemigo y la especulación.

España asiste atribulada a una serie de turbulencias de difícil comprensión para la mayoría. No llegará al 1% de la población el porcentaje de españoles que tengan una somera idea de lo que significa la prima de riesgo o el diferencial con el bono alemán. Lo único que perciben es que las cosas no van bien y quieren poder confiar en quien tiene las riendas de la nave.

Para que los mercados recuperen la confianza en España, es preciso que antes España confíe en quien la gobierna. Y eso no se consigue adoptando perfiles bajos, lanzando globos sonda, dejando que cada uno hable por su cuenta y el gobierno y el partido que lo soporta parezca un gallinero. Hoy más que nunca hace falta un liderazgo en España que demuestre firmeza y aporte seguridad y eso se echa en falta en Mariano Rajoy, que está como desaparecido.

Resulta conveniente jubilar de una vez al sociólogo de cabecera y agarrar el toro por los cuernos, diciendo claramente lo que se quiere y se va a hacer, porqué y para qué. Sin globos ni contradicciones. Y que los españoles que no saben lo que es el Ibex o la prima de riesgo sepan de una vez que mientras ellos duermen, hay alguien que maneja la nave con firmeza y sin titubeos.

LFU

3 comentarios:

18 de julio dijo...

Mucha gente ha votado al PP porque querían creer que era el PP de antes. Este error tan extendido ha elevado a Rajao a la presidencia del gobierno en un clarísimo ejemplo de la carencia de criterio y sentido crítico, en primer lugar entre los afiliados al PP, pero en segundo lugar entre los propios españoles. La realidad de su inoperancia política, de su falta de convencimientos morales, de su cobardía y de su incapacidad para liderar una nación como España, estaba bien clara desde el día 15 de marzo de 2004. Sólo los necios han querido no verlo.

Las consecuencias del desastre generalizado que hemos padecido bajo la plaga socialista siguen en aumento ante la inconcebible falta de pulso y nervio político de este hombre gris y desorientado llamado Mariano. Él y su partido no han ganado las elecciones, sino que el PSOE ha sido derrotado por las circunstancias de crisis económica y corrupción generalizada y ahí, a la espera de su zozobra, estaba este PP irreconocible y nauseabundo.

Para liderar a España siempre han sido necesarias unas cualidades muy definidas: inteligencia, valor, humildad y fe, fe católica. Desde mi particular punto de vista fue nuestro añorado Generalísimo el hombre que, aglutinando todas, mejor ha sabido entender y leer España y a los españoles. Esta afirmación tan poco correcta hoy creo que es compartida por muchos de los que siempre hemos amado nuestra patria, que seguimos amándola y creyendo en los españoles. La política de hoy se hace dividiendo a la gente y enfrentándola con problemas irreales, diferencias identitarias y aspiraciones ilegítimas, en contraposición a los ideales de unidad en la diversidad que inspiraban la obra de gobierno de nuestro anterior Jefe del Estado.

Se hace imperiosa la sustitución de esta memocracia que padecemos por otro sistema que se base en otros principios y valores, en aquellos que configuraron España como la gran nación que siempre ha sido y que, para algunos, siempre será.

Luis-Kiko dijo...

De desaparecido nada de nada. Hace su trabajo, serio, fiable y comprometido con la prosperidad de España. Lo que menos necesita España son más parafernalias políticas (de eso acabamos hartos)y si mas eficiencia, y para eso no hace falta el politiqueo; y si a los medios de comunicación les falta carnaza que la busquen en otros sitios.

LFU dijo...

Estimado Luis. No pongo en duda que hace su trabajo, ni su seriedad. Tan sólo digo que falta unidad de discurso y liderazgo y eso es lo que se percibe en la calle. No pretendo que emule al bocazas de ZP, pero hay que hacer pedagogía y demostrar a todos que al frente del timón hay firmeza y determinación. Aviso a los navegantes: en Andalucía se han perdido 400.000 votos en sólo tres meses, lo que indica que algo mejor se puede hacer.