"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

10 de febrero de 2017

Sin Franco no son nada.


Aunque no estamos en noviembre, la gira de Pedro Sánchez cantando la internacional puño en alto por toda la piel de toro ha hecho saltar los resortes del antifranquismo retrospectivo en el PSOE.  Al grito fecundo del “no-es-no” de Schez, el PSOE responde sacando el cadáver del viejo general porque a rojos no nos gana nadie. Nada de ofrecer un proyecto de futuro para el país, la socialdemocracia se la dejamos mejor al PP que ya nos quita votos por allí y a ver si arrancamos votos a la izquierda, arremetiendo contra el cadáver momificado de Franco.   

 A los millenials Franco les queda tan lejos como a mí la guerra de África, pero da igual, porque sin Franco la izquierda no es nada. Nunca podrán agradecerle bastante haber muerto en la cama y haber hecho tantas casas y cosas, sus inundaciones franquistas (antes llamadas pantanos) y ciudades sanitarias de nombre reciclado. ¡Qué sería de ellos si no tuvieran placas que arrancar, calles y hospitales que renombrar y medallas y honores que retirar!  

En definitiva, aunque la coyuntura manda y las primarias se acercan, tras la petición de que saquen a Franco de su última morada, en la que reposa por orden del rey Juan Carlos, se esconde un terrible complejo de inferioridad por no haber podido hacer por los españoles, con una presión fiscal 20 veces mayor, ni una décima parte de lo que hizo el viejo general y encima tener que soportar que el viejo jamás metiese la mano en la caja, lo que no puede decir ningún partido del arco parlamentario.

Si Franco hubiese fracasado, si hubiese muerto arrastrado por los pies y con un país en la ruina como quedaron los países del socialismo real, al PSOE le importaría una higa donde estuviesen sus restos. Pero no pueden resistir que Franco muriera de éxito.  Eso en España no se perdona. Es el pecado nacional por excelencia, la envidia, aliada en este caso con la estupidez.


LFU

4 comentarios:

Dr. Daniel Marchal dijo...

Años Luz es lo que separa la mediocridad cultural, la bajeza de espíritu, sus convicciones malsanas, su falta de amor por España, su vileza sin fin, su incapacidad para hacer grande a nuestra patria y tantas otras cualidades del que fuera Jefe del Estado, el Generalísimo de todas las Españas Don Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España por la Gracia de Dios y como ya dijo el Almirante Carrero Blanco: “Uno de estos regalos que la Providencia hace cada tres o cuatro siglos a un pueblo, para premiarle los sacrificios que ha hecho por Dios, Centinela de Occidente, verdadero defensor de la Fe, hombre de la Providencia, señalado con el dedo de Dios para regir al pueblo escogido” y sin duda como parafraseando a Blas piñar «Queda franquismo para el año 2000 y hasta para el año 3000. Aunque tenemos un sistema político que es anticristiano y antinacional, los grandes ideales que Francisco Franco sirvió siguen estando vigentes y quedan millones (quizás hoy ya miles) de españoles que seguimos fieles a aquel pensamiento". Así que ¡¡¡Viva Franco y Arriba España!!!.

Antonio de la Torre dijo...

La grandeza y altura de miras del Generalísimo Franco siguen alimentando el odio del PSOE, que arruinó España en los años treinta, provocó la Guerra Civil, la perdió, desapareció cobardemente durante casi cuarenta años y cuando vuelve, repite su triste historia de ruina -en este caso más moral que económica- y corrupción y sigue empeñado en querer ganar esa guerra que perdió, cuarenta años después de muerto el que los puso en su sitio.
Franco sí que conocía a España y a los españoles y demostró amor a su Patria, lo que no demuestran ni hacen los políticos que lo sucedieron. Casi todo lo bueno que tiene España, si no todo, viene de su legado. ¡Viva Franco! ¡Arriba España!

Ismael Fuenets dijo...

La grandeza de una persona se mide por la cantidad de estúpidos que se reúnen para hablar contra él. El socialismo actual, que de socialismo no tiene nada, no aguanta que la España de ahora disfrute de cosas que nacieron del pensamiento y actos de Francisco Franco. Tergiversan la historia, se quieren apropiar de ella, y lo que es peor es que se valen del silencio y complejos de quienes no quieren responder con la verdad. Arriba España.

Mikel O Ferdinand dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que se dice en este artículo.
Te felicito.