"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

23 de julio de 2012

El atroz aborto eugenésico

«No entiendo que se desproteja al concebido, permitiendo el aborto, por el hecho de que tenga algún tipo de minusvalía o de malformación. Me parece éticamente inconcebible que hayamos estado conviviendo tanto tiempo con esa legislación. Y creo que el mismo nivel de protección que se da a un concebido sin ningún tipo de minusvalía o malformación debe darse a aquel del que se constate que carece de algunas de las capacidades que tienen el resto de los concebidos.»


Alberto Ruiz-Gallardón, Ministro de Justicia en la entrevista concedida ayer a La Razón

Las declaraciones del Ministro constituyen un salto cualitativo en la defensa de la vida. Son un fuerte aldabonazo a las posiciones de la izquierda proabortista que, cautiva de sus dogmas, asume desde hace tiempo  aberraciones éticas como la eugenesia, que formó parte del corpus doctrinal del nazismo. 


Pero suponen un terremoto que promete avivar un amplísimo expectro de conciencias adormiladas que justifican hoy el crimen abyecto del aborto con tal de deshacerse de una carga "insoportable" como  el nacimiento de un niño con minusvalías, con el mismo razonamiento que llevaría a justificar la eutanasia para librarse de la "pesada" carga de unos padres ancianos y disminuidos. Es un atroz subproducto de una sociedad materialista  como la nuestra que abomina verbalmente del nazismo al tiempo que justifica ignorante sus prácticas en función de una concepción hedonista de la vida.


Dios quiera que no nos quedemos sólo en el titular y que se haga, por fin más pronto que tarde, una ley justa que proteja a los más débiles de entre los débiles. 


No creo que haya ninguna otra lucha que merezca más la pena.


LFU



3 comentarios:

18 de julio dijo...

Los niños con malformaciones o minusvalías no serán ya motivo de aborto. No obstante, se mantiene el supuesto de las consecuencias psicológicas o riesgo de salud para la madre tras siete meses de Gobierno.





La malformación del feto no será ya un supuesto para abortar, según adelanta el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. La actual regulación del aborto establece que éste es libre hasta la semana 14 y hasta la 22 en caso de riesgo de la vida o la salud de la mujer o graves anomalías en el feto, y sitúa en 16 años la mayoría de edad para adoptar la decisión.

No obstante, pese a que con un decreto sería sufienciente para derogar los supuestos, el ministro mantiene el coladero real del aborto, el tercer supuesto y que permite realizar un aborto si hay consecuencias psicológicas o riesgo de salud para la madre. Bajo este paragüas se realizan el 95% de los abortos en España.

Este supuesto, ampliamente denunciado por las asociaciones provida y personas que defienden el derecho de todo niño a nacer, en teoría solo es aplicable tras un examen psicológico a la mujer y por una persona ajena a los abortorios. No obstante, según denuncian las asociaciones, generalmente a la mujer no se le hace esta prueba.

El Foro de la Familia apuntaba el pasado mes de junio que si este supuesto se mantuviese en la nueva ley "habría que acotarlo profundamente" para que sólo pudiera aplicarse en el caso de "un gravísimo problema de salud no resoluble de otra manera que sea equiparable al valor constitucional de la vida del no nacido".

Por su parte, el presidente del Instituto de Política Familiar, Eduardo Hertfelder, señalaba que si se elimina el supuesto del riego psicológico como causa de aborto, los abortos "se reducirían hasta los 1.000 ó 1.500 al año".

Ruiz-Gallardón afirma que la legislación volverá a un sistema de supuestos "que no será exactamente el que estaba vigente con anterioridad a la ley de plazos".

"La experiencia nos demuestra que algunos de esos aspectos deben de ser revisados", opina el ministro en una entrevista a La Razón, donde califica de "éticamente inconcebible" haber estado conviviendo con la actual legislación sobre el aborto.

Hay que dar el mismo nivel de protección a un concebido sin ningún tipo de minusvalía o malformación, como los niños con síndrome de Down, -el 90% de las parejas decide abortar cuando se enteran-, que a aquel del que se constante que carece de algunas de las capacidades del resto de concebidos.

Fuente:
http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/malformacion-bebe-no-sera-ya-un-supuesto-para-abortar-20120722

Luis-Kiko dijo...

Medida plausible, pero pequeña. Hay que seguir luchando contra los crímenes, y contra los que por intereses económicos y/o políticos respaldan los asesinatos de los no-natos.

Saludos.-

Ángel Molina dijo...

Seguro que asi será. Ojala esta medida suponga el principio del fin de la "legalidad" del aborto