"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

3 de octubre de 2013

A mi madre en su cumpleaños (y II)



MARGARITA CUMPLE 80

No conocí tu época áurea: de trenes especiales, toros con la mítica Grace
o la sobrevalorada Jackie, cocktails con los grandes de España.
Ninguna ha recogido, como tú, los frutos que sembraste.
Ninguna ha cumplido, como tú, con el cargo que le dieron.

El Señor, previó tus aptitudes de Reina
en el tablero de ajedrez de la vida.
Llegarías a todo y muchas veces.
Engendrarías 8 peones que mantendrían la partida abierta.
Te soñó Reina, que fuese madre, profesora, administradora, chófer, cocinera,
enfermera, Depósitum Fidei, abuela por décadas,
mástil en la tormenta, esperanza tras la derrota, asilo tras el combate.
Ahí estabas tú, diciendo sí, con las cuentas del Rosario
entre tus manos.

De tu primer nieto A. a tu última nieta V. han pasado 30 años.
Testigo soy de tu entusiasmo invariable,
de tu sonrisa solar, de tu voz alborotada, de tu mesa bien provista,
de las tardes de domingo que pulverizan el viejo hogar,
todo, para deleite de ellos, tus nietos.

En tu sangre confluyen estirpes probadas en la adversidad:
linajes de rara fidelidad religiosa, ingenieros en un país de hidalgos,
mercaderes ahítos de sierras frías. Todos buscaban la luz de Málaga
que perdura en tus ojos; su calidez mediterránea que tiene asiento en tu corazón,
inhábil a lo mezquino.

Más allá de la mirada amable de la sangre,
emociona pensar la gratitud de tantos, acogidos en tu hogar,
atónitos espectadores de tu infinita hospitalidad, de tu gratuita entrega.
Algunos ya no están y te elogiarán ante tu Ángel Custodio,
que divertido, a fuerza de oírte,
habla alto, con acento de la calle San Lorenzo.

Son sólo 80, pero se antojan pocos.




César Utrera-Molina Gómez
Septiembre 2013