"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

25 de junio de 2015

Sin Biblia ni Crucifijo

Durante siglos, políticos y gobernantes españoles han jurado sus cargos sobre la Biblia y frente al crucifijo.  Muchos de ellos carecerían de fe, algunos tendrían otro credo, pero todos ellos asumían con normalidad su presencia porque España no podía entenderse sin la huella indeleble del cristianismo que se sitúa en las raíces de su propia identidad como nación.

Ayer fue el alcalde marxista de Cádiz quien de forma ostentosa apartó la cruz de su presencia para hacer profesión de laicismo militante. Hoy, Cristina Cifuentes, representante de este partido popular desnatado, se ha ocupado de que Biblia y crucifijo no estuviesen presentes en su promesa como Presidenta de la Comunidad de Madrid. Hace un año, hizo lo propio el Rey de España en su juramento como rey.

Sería un error interpretar el gesto en clave personal. Es una manifestación más del proyecto descristianizador de la nueva y decadente Europa que, abjurando de lo mejor de su historia y con la única amalgama de la eliminación de aranceles y monedas vaga desorientada en busca de una identidad perdida, que asiste impasible a la masacre cruel y despiadada de cristianos por el islamismo radical, que recluta sus huestes en sus barrios, en sus ciudades y en una juventud sin valores ni referencias.

La excepción, una vez más, la establece Gran Bretaña, recelosa por muchos motivos de una Unión Europea que trate de arrancarle su identidad. La reciente felicitación de Pascua del primer ministro Cameron reivindicando la identidad y tradición cristianas de su nación  es todo un ejemplo de claridad, de orgullo nacional y de falta de complejos, precisamente lo contrario de lo que sucede en nuestra querida España, que cada día nos duele más.


LFU

3 comentarios:

Pepo dijo...

Mala cosa que se sientan tan seguros sin la Fe en Aquél que todo lo puede.

Estos politicuchos de 1 al cuarto (ya ni de 3 al 4) son tan lamentables que independientemente del partido en el que militan coinciden en despreciar lo esencial.

Muchos años de cobardía y muy mal ejemplo han debido vivir en sus casas.

No me extraña que en esta España en decadencia algunos presuman de a-Teos....

Daniel Marchal dijo...

Y AÑADO....Y SIN BANDERA NACIONAL....CADA DIA MÁS INTEGRADOS EN SU POSICIÓN DE NEOIZQUIERDA, RENUNCIANDO A LOS VALORES TRADICIONALES DE LA DERECHA ESPAÑOLA Y A LAS RAICES JUDEOCRISTIANAS QUE FUNDARON Y SOSTIENEN LAS BASES HISTÓRICAS DE NUESTRA PATRIA QUE HOY TANTOS PRETENDEN OLVIDAR.
EL CRUCIFIJO Y LA BIBLIA SON TESTIMONIO, MÁS ALLÁ DE LAS CREENCIAS PERSONALES DE CADA UNO DE DICHAS BASES HISTÓRICAS Y MÁS ALLÁ DE ÉSTO, DAN SOLEMNIDAD AL ACTO DE TOMA DE POSESIÓN DEL CARGO PÚBLICO, ALGO QUE CULTURAS SIN COMPLEJOS COMO LAS ANGLOSAJONAS, TIENEN MUY CLARO AL IGUAL QUE OCURRE CON EL ORGULLO POR SU BANDERA, CURIOSAMENTE SON LAS NACIONES QUE DIRIGEN EL MUNDO...

Alberto, Torresano dijo...


ESTAMOS DE NUEVO EN 1934, CON LOS FRENTE-POPULISTAS,
ESPERANDO LA OCASIÓN PARA COLARSE Y
ROMPER LO QUE QUEDA DE DEMOCRACIA !!!