"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

10 de octubre de 2017

Los criminales, a prisión.

Puigdemont, Junqueras, Forcadell y Trapero deben ir a prisión, más pronto que tarde, independientemente de lo que hagan hoy, porque los delitos cometidos son gravísimos y el Estado de Derecho no admite excepciones ni privilegios en función de las circunstancias que rodean la comisión del delito. Lo único que pueden hacer hoy es acelerar su detención y provocar la declaración del estado de excepción en Cataluña para proteger los intereses generales de todos los catalanes y españoles. 
Debe quedar meridianamente claro que con los criminales y con los golpistas decididos a quebrar nuestra convivencia y subvertir el orden jurídico no hay nada que dialogar ni negociar. 
Que haya estúpidos demagogos que no sepan contar y prefieran presentar a Pablo Casado como un pirómano por recordar lo que pasó hace 83 años es algo consustancial a una parte de la sociedad que ha perdido el norte, la decencia y la dignidad.
Yo no sé qué pasará esta tarde, pero no puede tolerarse otro espectáculo de fracaso en la previsión, en la coordinación y en la eficacia de la fuerza por parte del gobierno. Y si hay violencia será culpa del miedo y de la falta de determinación del gobierno en impedir ex ante un plan revolucionario ideado al detalle por los nacionalistas desde hace años. Si asistimos a escenas de violencia serán debidas a la planificación revolucionaria y a la falta de coraje para aplicar las leyes y defender la libertad atacada por unos iluminados a los que la sociedad catalana, ahora aterrada ante el precipicio al que se asoma, ha venido dando alas desde hace decenios.

LFU

2 comentarios:

Nines dijo...

Lo que me desconcierta es que desde el dia 1-O no hayan sido detenidos y tambien que todavia hoy nos tengan a la espera de lo que quieran decirnos. Suena a fracaso de estado.

José Ubalde dijo...

De momento los únicos que hemos sufrido leyes represivas para coartar nuestra libertad de expresión hemos sido los Nacional-Sindicalistas, los defensores del Nuevo Estado y demás Patriotas. Véase leyes de memoria histérica nacionales y autonómicas. Por otro lado a los únicos que se ha citado para ingresar en prisión es a los 14 condenados del caso Blanquerna, que defendieron la unidad de España, aunque uno no tenga que compartir necesariamente sus métodos si se debe pedir su absolución.
No esperemos grandes soluciones ni tan siquiera reprimendas por parte de los sucesores de aquellos que cambiaron de bandera.
La solución a los problemas de España pasa por la unidad de todas las organizaciones social-patriotas en un Nuevo Movimiento Nacional. Solo con una nueva Unificación podrá España recuperar su grandeza y voluntad de Imperio.

Delegado Territorial APUN de Falange.