"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

17 de abril de 2009

Una mirada limpia



La fotografía –de la agencia EFE- refleja el rostro de un sacerdote español, capturado por milicianos republicanos, instantes antes de ser fusilado en el mes de agosto del año 1936.

El autor de la instantánea es el fotógrafo alemán Hans Gutmann, que posteriormente se nacionalizó español y cambió su nombre por el de Juan Guzmán.

El Sacerdote de la imagen, según informa hoy el semanal Alfa y Omega, sería el beato Martín Martínez Pascual presbítero y mártir, miembro de la Sociedad de Sacerdotes Operarios Diocesanos, que recibió en la misma persecución y en el mismo día -18 de agosto de 1936- la corona de la gloria, según datos de Santopedia, en la localidad de Alcañiz (Teruel) aunque el fotógrafo sitúa el lugar del fusilamiento en la localidad de Siétamo (Huesca), distante unos ciento cuarenta kilómetros de Alcañiz, diferencia que puede deberse al lugar de la sepultura o del Registro civil.

La fotografía la tenía en su despacho el Decano de la Facultad de Teología de San Dámaso, Pablo Dominguez, recientemente fallecido en accidente de montaña. Según informa Alfa y Omega, preguntado éste por la fotografía afirmó:

"La conseguí en Moscú, en un congreso. Me gustó y, al leer las frases del recuadro, me interesé mucho más. Es la fotografía -lo explicaba brillándole los ojos, se sentía emocionado y con ganas de imitarle; parecía que hablaba de sí- de un sacerdote español, el Beato Martín Martínez, operario diocesano, natural de Valdealgorfa (Teruel), diócesis de Zaragoza. Se la tomó un fotógrafo ruso -hoy sabemos que es alemán- que estaba entre los republicanos, durante la guerra civil española. Fijaos bien en su mirada firme, los brazos en jarras, seguro y valiente... Se la tomaron unos segundos antes de fusilarlo".

Sin duda, la enorme fuerza de la mirada del sacerdote a las puertas del cielo debió desconcertar a sus verdugos que esperarían de su víctima una actitud menos digna con la que tranquilizar sus conciencias adoctrinadas por los que ahora son llamados en colosal sarcasmo “luchadores por la libertad y la democracia”.

LFU

9 comentarios:

Jesús Sanz Rioja dijo...

Más que desconcertarles les enfurecería aún más. Lo imagino como a Esteban y los sanedritas, a quienes les rechinaron los dientes de rabia ante la firmeza del protomártir.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por la fotografía y tu entrada de hoy, es un testimonio impresionante!!!!

Reyes

Anónimo dijo...

Bravo. Magnífica entrada. La fotofrafía es estremecedora de puro emocionante que es el ejemplo del retratado. Gracias

Jesús Cotta Lobato dijo...

Había yo leído esto en ALfa y Omega e iba a escanear la foto para colgarla en mi blog, pero antes he buscado en google y he encontrado esto en tu blog. Enhorabuena por adelantarte. Cada vez que lo veo, me conmueve. Si no te importa, quizá la cuelgue en mi blog citando este blog. Un abrazo.

jesus paniagua dijo...

que seguridad de fe, que tranquilidad, de saber que se va al cielo con el padre, esta foto es todo un testimonio, esa mirada tranquila.

DTB!!

tilburi dijo...

Muy bien. Le esta diciendo a sus asesinos: "vosotros crees que me quitais la vida y me la estais dando".
Un fuerte abrazo y adelante

Rober, pbro. dijo...

Muchas gracias por tu preciosa entrada. Y gracias por dejármela "plagiar". Un abrazo, en los Corazones de Jesús, María y San José,

Anónimo dijo...

AL HERMANO DE MI ABUELA, SACERDOTE, NO LE ASESINARON DE MILAGRO. ESTUVO RECLUIDO EN UN "ZULO" Y PERDIÓ EL HABLA, TUVO QUE APRENDER A HABLAR TRAS LA GUERRA.

Obras e Importaciones Klinna, S.L. dijo...

La fotografía la vi por primera vez en un libro titulado "fotografias ineditas de la guerra civil española" , desde el momento que la vi me propuse saber la identidad de este sacerdote , despues de cinco años ,"solo"he podido localizar el sitio exacto donde fue asesinado , se encuentra en la antigua carretera que va de Sietamo a Huesca,la información en la revista "alfa y omega" desgraciadamente no desvela la identidad del martir de la fotografia , el nombre del Beato que cita, corresponde a otro martir. Gracias a la mirada serena de este martir al que llamo "Jesus el desconocido " he conseguido recuperar mi fe y hacer grandes amigos que estan conmigo en esta investigación , citando en especial a Don Ignacio Almodavar , residente en Sietamo y gran conocedor de los hechos que acaecieron durante la guerra en dicha localidad . Rogaría encarecidamente si alguien sabe mas datos sobre este martir me lo haga saber , yo dispongo de un amplio dossier que esta a disposicion de quien lo desee.