"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

11 de noviembre de 2014

9 de noviembre. Vergüenza nacional

Lo de menos es el número de votos, los porcentajes y demás zarandajas del esperpento secesionista del domingo. Entrar en ese juego es hacer el caldo gordo a los nacionalistas. Lo peor, con mucho, fue la absoluta inacción del gobierno de la nación ante un hecho delictivo sin precedentes por parte de una Comunidad autónoma, anunciado abiertamente con suficiente anticipación.

Artur Mas ha conseguido de largo su objetivo propagandístico mientras la nación española ha sufrido una humillación sin precedentes.  El gobierno de Rajoy ha dinamitado el prestigio que les quedaba a unas instituciones, paralizadas e inoperantes ante un desafío intolerable.

Como escribía ayer Ussía en la Razón, no es un acto de prudencia sino de flagrante cobardía. El gobierno ha cometido una clamorosa dejación de funciones al permitir que se incumpla la ley con premeditación, publicidad, alevosía y chulería. España, después del domingo, es una nave a la deriva con un timonel apocado y ausente, en la que ya todo es posible y cualquier delincuente está legitimado para invocar en su defensa el nefasto precedente de la pasividad del gobierno ante un concurso de delitos tan escandaloso como los que se cometieron el domingo por la Generalidad de Cataluña.

Mariano Rajoy y todo su gobierno -que se comprometió públicamente a impedir el acto del domingo- han cometido un delito de omisión cuyas consecuencias se me antojan impredecibles y fuera del control de las instituciones.  Produce sonrojo que ahora se anuncien querellas extemporáneas por parte de una fiscalía inoperante ante la pública comisión de un delito de desobediencia y que se opuso a las medidas cautelares solicitadas por particulares y organizaciones a los Juzgados de guardia.

Todo esto tiene un tufo insoportable a pacto vergonzante de alcantarilla arriolesca entre el gobierno y Artur Mas. Pronto lo sabremos. Por el momento, el sentimiento de humillación, de vergüenza y de indignación con un gobierno cobarde y desaparecido, es lo que llena el corazón de cualquier español bien nacido.



LFU

2 comentarios:

Pepo dijo...

Mi humilde opinión era no servir de altavoz a estos personajes en su representación de tal pantomima, pero es verdad que así han ido poco a poco menoscabando el respeto a España, y eso no lo podemos tolerar.

Me alegra que Vox haya presentado una querella criminal contra Mariano Rajoy, porque como bien escribes, Luis Felipe, ha cometido un delito.

La constitución lo ha permitido, e imagino que habrá resquicios legales al igual que falta de interés por el Tribunal Supremo que dejarán esto en aguas de borrajas, pero conviene que vaya quedando registro para la historia de las tropelías que se están permitiendo.

Muchas gracias por todo, y mucho ánimo, España es tan grande que no podrán jamás con ella.

Alberto, Torresano dijo...

TE FELICITO !!
PIENSO LO MISMO QUE TU.
GRACIAS POR EXPRESARLO TAN CLARA Y CORRECTAMENTE !!
ALBERTO TORRESANO