"Mi sueño es el de la patria, el pan y la justicia para todos los españoles, pero especialmente para los que no pueden congraciarse con la patria, porque carecen de pan y de justicia.". JOSÉ ANTONIO

13 de octubre de 2009

Zapatero: Las razones de un abucheo



Es natural que Rodríguez Zapatero quiera restar importancia a los abucheos que año tras año –desde que accedió a la presidencia- acompañan su llegada y partida de los actos del desfile de la Fiesta nacional del 12 de octubre, relegándolos a la categoría de ritual.

El Presidente –el único, por cierto, en los últimos treinta años que ha sido sonoramente abucheado en tales ocasiones- nunca ha querido serlo de todos los españoles. La tónica de su mandato ha sido la de dividir a los españoles en buenos y malos, reservando la última calificación a los que se resisten a comulgar con las ruedas de molino de sus iniciativas estrella de la memoria histórica, del aborto y de la educación para la ciudadanía.

El público que asiste a los desfiles no es precisamente el adicto a la ideología de género o a la memoria histórica; carece de dudas sobre el concepto de nación en lo tocante a España y quiere y respeta a su ejército y a su historia. No es, por tanto, el perfil del votante del socialismo representado por Zp. Y ese mismo público, que grita Viva España al paso de las unidades militares, y se comporta con dignidad al paso de las banderas de las naciones aliadas, se siente profundamente herido por la insolvencia de un gobernante que ha jugado peligrosa y ligeramente con la unidad de España, que ha socavado los cimientos del estado de derecho cuando le ha convenido, ha tirado por los suelos el prestigio internacional de nuestra patria y ha querido convertir en «criminales fascistas» a la mitad de los españoles que lucharon en nuestra guerra fraticida. Por eso, precisamente, a Rodríguez le dan absolutamente igual, porque sabe que no es más que la manifestación del mismo desprecio que él siente por los que le abuchean.

Ningún otro gobernante ha crispado más a los españoles; ninguno ha reabierto tantas heridas; ninguno ha despreciado tanto a la mitad de España y ninguno ha recibido semejantes abucheos.

Los abucheos, por tanto, son tan comprensibles como merecidos. Pero, ¿es ese el lugar adecuado?. Sin ningún género de dudas, la respuesta es sí. En primer lugar, porque los abucheos se produjeron en la vía pública antes y después del acto en sí -que comienza con la llegada de la Bandera Nacional y la revista a las Fuerzas por parte del Jefe del Estado- y en ningún momento durante su celebración, durante la cual los asistentes mantuvieron una actitud de respeto ejemplar. Si aún así se entendiese que los prolegómenos o momentos posteriores del acto en sí deben tener la consideración de “acto de Estado”, no lo es menos que los desfiles se hacen en la vía pública para solaz y orgullo de la gente y no en un recinto cerrado para consumo de las autoridades. Jamás admitiría ni disculparía un abucheo en un funeral de Estado o en un acto solemne en el que el Presidente esté representando a nuestra Nación. Pero no era el caso. En el desfile de la Fiesta nacional, España estaba representada, primero, por el Jefe del Estado y después, por los representantes de los tres poderes del Estado, pero también por el pueblo para el que se organiza el despliegue de tropas. Y si lo que se quiere es que la gente acuda y aguante dos horas de espera en la calle con mordaza, lo mejor es eliminar los desfiles, pero no se puede pretender invitar a todo un pueblo a celebrar los actos de la fiesta de todos y pedirle que antes y después del acto muestren respeto a quien no sólo no se lo ha ganado, sino que no ha sabido respetar a la gran Nación que representa.

LFU

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu acertada entrada de hoy y por supuesto con la merecida pitada de ayer,
Reyes

Manuel Centeno Ramirez dijo...

De acuerdo con todo, excepto con el primer párrafo.

Zp no quiso quitar importancia al abucheo, sino que demostró ser un buen encajador. Quien quiso quitarle importancia fue el alcalde de Madrid.

LFU dijo...

Estimado Manuel: Al César lo que es del César. Al Alcalde le pareció una falta de respeto por lo inapropiado del momento (es un acto de Estado y no de gobierno, etc.) pero quien le quitó importancia fue ZP, calificándolo de rito. Más que encajador, ZP demostró una vez más que desprecia a la media España que no le soporta. Y en cuanto a la oportunidad del lugar y el momento, queda patente que, en este caso, no estoy de acuerdo con la opinión del Alcalde. Un saludo

Gonzalo dijo...

Hoy compartimos musa...

Saludos.

Anónimo dijo...

Absolutamente de acuerdo con esta magnífica entrada. Abucheos muy merecidos. El alcade mal, peloteando a ZP y dando lecciones a los ciudadanos.

LFU dijo...

Al último anónimo, sólo puntualizar que, para ser justos, la opinión del alcalde en este caso debe situarse dentro del contexto de una conversación informal off de record entre representantes de instituciones públicas y no como una declaración pública. No obstante, ya que sus palabras han levantado un debate público, y yo fui testigo directo de los acontecimientos, he creído oportuno dar mi opinión discrepante, sin entrar en juicios de valor.

Anónimo dijo...

Morenito del Abra opina que además de lo que muy acertadamente dice LFU hay otro matiz que contribuye a legitimar los abucheos y es que este gobierno aprovecha sus actos de gobierno para hacer política de partido y viceversa no sabiendo separar cuando es gobierno y cuando partido, por lo que se merece que el pueblo llano aproveche cualquier ocasión para darle caña. Yo, desde que es presidente le he abucheado todos lo años salvo este que me encontraba fuera de Madrid, pero el sabado que viene espero desquitarme en la manifestación anti aborto.

Anónimo dijo...

Que encorsetada y cursi resulta la distinción de la naturaleza del acto para poder o no abuchear.
Se abronca para manifestar desacuerdo y hartazgo a un ZP que ha herido a nuestra Patria. Se hace con la naturalidad que brota del dolor contenido y eso es más que suficiente. Cursis y timoratos, que solo les faltó puntualizar que las inflexiones de voz no eran las correctas. Más profundidad y más reciedumbre, eso es lo que falta en estas reflexiones.

LFU dijo...

Por alusiones, al último anónimo: No puedo coincidir contigo, porque no resulta indiferente el lugar o el momento de la protesta a los efectos de su oportunidad. Yo hubiera pedido silencio si los abucheos se hubiesen producido durante el homenaje a los caídos o durante los acordes del himno nacional. Hay que saber estar, incluso para afear al infame su miserable condición. Yo he abucheado al presidente en muchísimas ocasiones, pero jamás lo haría, por ejemplo, durante un funeral de Estado por unos soldados caídos en combate. Creo que los matices no son cursilería sino fundamentales. Una cosa es reciedumbre y otra mala educación.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con su artículo, muy buen análisis de por qué Zapatero se mereció los abucheos. También el momento (antes del acto, y no durante el mismo) y el lugar (en la vía pública) fueron adecuados.

Muy mal el alcalde, saliendo en defensa de quien no lo merece. Si a Gallardón esos abucheos le parecieron una falta de repeto, más falta de respeto me pareció a mí que adornara la Navidad madrileña en 2005 con palabras como "lujuria", "resaca" o "estupro", eso sí que fue una mayúscula falta de respeto a la Navidad y a los madrileños, sólo comparable con cierto cómic de la revista "Madriz"... Por cierto, ¿qué opina usted de la protesta de Zoilo García?

http://www.youtube.com/watch?gl=US&v=Zwp90rUEVmA

LFU dijo...

Afortunadamente la decoración de la Navidad mejoró en los años posteriores. Hubo errores y se rectificaron. No conozco al tal sr. ni su circunstancia, y lo que aparece en el video no me parece suficiente para emitir una opinión.

Anónimo dijo...

No morenito del Abra, no hay ningún matiz que contribuya a legitimar los abucheos, no se de donde saca vd. que este gobierno aproveche sus Actos de Gobierno para hacer política de partido, me parece que está un poco despistado y ve fantasmas donde no los hay, vd. lo que quiere es dar caña porque si y mucho me temo que la seguirá dando por todo lo que se haga, independientemente de que esté mal o bien, no sea demagogo y no mezcle al pueblo llano en esto, el pueblo llano no es el que abucheaba en el acto, eran los de siempre gente como vd. que no tiene arreglo. Que vd. se desfogue a lo grande en la manifestación del sábado.

Anónimo dijo...

Morenito del Abra insiste y puntualiza al del 15/10/2009 a las 15:44 :como muestra de la utilización de los actos de gobierno para hacer política partidista no hay más que presenciar las ruedas de prensa posteriores a los Consejos de Ministros. Yo no veo fantasmas por ningún lado solo describo la realidad. Respecto a no incluir dentro del pueblo llano a los que abuchean a Rodriguez y pretender reconducirme a un arreglo que no se en que consiste, aunque me lo huelo, es lo típico de las ideologías izquierdistas totalitarias que son las que en el ejercicio del poder mas han atentado contra la libertad, por los menos en los últimos 2 siglos.Y respecto a la manifestación del sabado asistiré con mucho gusto para protestar una ley que pretende legitimar,en mayor medida de lo que ya lo está, el asesinato de inocentes.

Que Vd. disfrute con su progresismo y su pensamiento único que no necesita de arreglo.

Anónimo dijo...

Para Anónimo:
Resulta tan molesta la democracia cuando se traduce en un sentir POPULAR contrario a sus intereses!!!! Que una inmensa mayoría (pueblo llano aunque le cueste aceptarlo) se manifieste contrario al presidente del gobierno les ha escocido, y las palabras del alcalde han sido para todos sus seguidores (del presidente, que no del alcalde) su gran alegato. Descalificar al que no piensa como usted no es argumento a favor del presidente y su gestión Sr. Anónimo, despreciar a todos los que abuchearon tampoco, eso no convence, pruebe con otro argumento mejor porque así no contesta ni a Morenito de Abra ni a nadie.

Anónimo dijo...

El anónimo de hoy a las 15:44, insiste y puntualiza, desgraciadamente para vd. ve fantasmas y más fantasmas, eso de que describe la realidad me parece muy prepotente por su parte, cosa que no me extraña, ya apuntaba maneras en su primer comentario. Morenito del Abra vd. describe su realidad, a la vista está, yo no pretendo reconducirle, gallo viejo debe ser vd. ya, para su información le diré que no soy "ningún izquierdista totalitario" siento decepcionarle falló, sus fantasmas no le dejan ver más allá de su nariz, que espero por su bien sea larga, ya que eso le daría una visión mas amplia, tenga respeto el Sr. Rodríguez (que no es santo de mi devoción) lo eligió el pueblo llano en las urnas y merece un respeto como presidente de nuestra Nación, deje de divagar que pierde el foco, el lugar y el acto,por mucho que se empeñe, no eran los adecuados para el abucheo.

Que siga vd.también disfrutando de su realidad.

Anónimo dijo...

Para el anónimo de las 17:47:

La Democracia me parece maravillosa!!! a mi por el momento no me ha escocido nada, estoy muy hidratado, que yo sepa no he descalificado ni despreciado a nadie, he comentado una opinión que me ha llamado la atención, para eso están los blogs ¿no?. Quiere un consejo, lo noto muy tenso, libere su adrenalina abucheando en cuanto tenga ocasión y no se preocupe del momento ni de el lugar.